10 claves para viajar con bebés de forma fácil y segura

Home » Blog » 10 claves para viajar con bebés de forma fácil y segura

Hola mamis y papis, volvemos con una nueva noticia a nuestro blog para daros consejos sobre el cuidado de vuestro bebé o solucionar duda que tengáis sobre el embarazo.

Viajar con tu bebé es una experiencia maravillosa, pero es normal que te surjan numerosas dudas antes de lanzarte a la aventura.

Nosotros mismos hemos pasado por ahí en numerosas ocasiones y seguimos pasando.

No obstante, eso no ha sido barrera para comenzar a viajar con nuestro bebé desde sus dos meses y medio. A partir de ahí, no hemos parado: Francia, España, las Islas Griegas, Marruecos, Albania… son destinos que nuestra peque ya tiene conquistados a sus 2 años de edad, convirtiéndola en una pequeña gran viajera.

Y es que al principio es normal que te preguntes cosas como qué tener en cuenta para elegir el destino, qué necesitas llevar para tu bebé, qué medio de transporte elegir o simplemente cómo organizarte.

Es por ello que en este artículo vamos a mostrarte las 10 claves imprescindibles para que viajes con tu bebé sin problema. Sigue leyendo y te contamos los consejos que, durante estos dos años de viajes con nuestra peque, nos han sido más útiles.

Claves para viajar con tu bebé de forma fácil y segura

Elige bien el equipaje

La primera vez que sales de viaje con tu bebé, es normal que quieras llevarte un millón de cosas porque piensas que necesitarás de todo. No obstante, si algo hemos aprendido desde nuestra experiencia es que, en la mayoría de destinos a los que decidas ir, siempre habrá tiendas y supermercados donde comprar comida y lo que te haga falta para tu bebé.

Si es un viaje de varios días, puedes llevar pañales y comida suficiente para el trayecto y la primera jornada. A partir de ahí, puedes ir haciendo compras en el propio destino para irte proveyendo de lo que tu bebé necesite.

Eso evitará que lleves una maleta cargada con cosas que puedes comprar en el mismo lugar y para la duración del viaje.

En cuanto a los accesorios, en nuestra opinión el carrito y la mochila portabebé suelen ser los más imprescindibles en los viajes. Respecto a esto, debemos añadir que, el porteo es para nosotros, de las mejores soluciones para transportar a nuestro bebé cuando viajamos, especialmente, por la facilidad y libertad de movimiento que nos aporta (sobre todo en destinos rurales).

No obstante, no te preocupes, ya que para el resto de accesorios hay alternativas que te evitarán ir cargado de más. Por ejemplo:

  • Cuna portátil: busca alojamientos que ofrezcan directamente este servicio.
  • Sillita de coche: puedes ver para alquilarla junto con vuestro coche de alquiler. Si vuestro bebé es muy pequeño, pregunta si tienen adaptadores que se ajusten a la edad exacta de vuestro bebé. En cualquier otro caso, y por seguridad, llevad la vuestra.
  • Bañera: las hay en formato flotador plegables, como esta, para que no ocupen mucho espacio o simplemente puedes bañarte/ducharte con tu bebé en esos días e ir a lo práctico.

Busca un destino cómodo 

En lo que a destinos se refiere, hemos comprobado que mientras que el bebé esté bien equipado, protegido y no le falte de nada, son capaces de adaptarse a todo tipo de lugares y entornos. Al fin y al cabo, siguen naciendo niños en todas partes del mundo con independencia de las condiciones meteorológicas y sobreviven igual, ¿no?

Lo que sí es cierto es que, para ir cogiendo soltura en esto de viajar con un bebé, te recomendamos elegir un destino en el que os vayáis a sentir cómodos y que os resulte, en un principio, fácil de descubrir. Algunos destinos cercanos y sin mucha complicación son por ejemplo: Palma de Mallorca y alrededores, Cádiz, San Sebastián, País Vasco francés, Burdeos, Faro, Venecia, etc.

Algunos elementos que puedes tener en cuenta para elegir tu primer destino con bebé son:

  • Ciudades que no sean excesivamente grandes
  • Lugares que estén bien comunicados en cuanto a transporte público
  • Sin grandes desniveles para pasear tranquilamente con el carrito o porteando a tu pequeño

Aunque, ya te adelantamos que nosotros hemos abordado todo tipo de destinos con la nuestra y sin problema. Todo es cuestión de informarse por adelantado para saber exactamente cómo organizarnos al respecto.

Mientras no tengan sus primeras vacunas se recomienda evitar destinos muy exóticos pero, si aun así tienes alguno de estos en agenda, consulta con tu pediatra para que te indique las pautas a seguir en ese caso.

Toma las precauciones necesarias

Como decíamos arriba, tu bebé se adaptará sin problema al destino al que decidáis ir pero hay algunos consejillos que deberías tener en cuenta.

Destino de frío

Si viajaréis a un lugar donde hace frío, no te olvides de meter en la maleta la ropa de abrigo adecuada como bodies, pantalones y camisetas térmicas, buzo, gorro, guantes etc. El cochecito también debe de ir en consonancia: el saco polar y plástico de protección contra la lluvia no te podrán faltar.

Consejo

Prioriza lo que nosotros llamamos las ‘pausas calientes’ en algún lugar donde tomar algo y reponer fuerzas con tu bebé para seguir visitando.

Destino de calor

En este caso, si tu bebé tiene menos de 6 meses, evita la exposición solar directa. A partir de entonces, se les puede ir exponiendo progresivamente y con su correspondiente protección solar (a consultar siempre con vuestro pediatra).

Privilegia los lugares frescos y aprovecha sobre todo la mañana y la tarde pues es cuando el sol es menos intenso.

Gorro y ropa (de baño o no) con protección solar son buenos aliados en este caso, como te contamos aquí.

Elige el tipo de transporte adecuado

Para viajar cómodamente con tu bebé es bueno que tengas en cuenta una serie de cosas en virtud del medio de transporte:

En avión

niño antes de embarcar

A veces, la idea de coger el avión con un bebé puede echar para atrás pensando que será complicado e incómodo, pero la realidad es que las aerolíneas suelen facilitar bastante las cosas.

Piensa que viajar en avión tiene una gran ventaja: es una forma rápida de hacer trayectos largos y recuerda que tu bebé sólo pagará tasas o un porcentaje de la tarifa adulta hasta los 2 años, siempre y cuando viaje en tu regazo.

Recuerda que tendrás embarque prioritario y, una vez dentro del avión, tu hijo podrá viajar sobre tu regazo o en un asiento a parte (con la sillita del coche o algún otro sistema permitido).

Además, todos los aviones suelen contar con cambiador y te calentarán sin problema los biberones.

Consejo

Para reducir las posibilidades de berrinches, no olvides darle succión (el pecho, biberón o chupete) antes y durante el despegue y el aterrizaje. De esta manera no se les taponarán los oídos y, así, le evitarás las molestias, reduciendo las posibilidades de que llore.

  En coche

Viajar en coche con tu bebé no te presentará complicación alguna si respetas estas pautas:

Elige una sillita adaptada a cada periodo de tu bebé y en la posición aconsejada. Para viajes largos, se recomiendan hacer pausas frecuentes (cada 2 horas) para cambiarlo de posición e hidratarlo.

Recuerda que es muy importante que tú peque viaje a contramarcha y el airbag debe de estar desactivado (en caso de tenerlo).

Es útil poner parasoles en las ventanas para que no le moleste el sol.

Consejo

Viajar pronto por la mañana o durante las últimas horas de la tarde (incluso por la noche), son los momentos ideales para hacer los viajes en coche, pues hace menos calor y, además, suele haber menos tráfico.

En tren

Suele ser un medio de transporte muy cómodo y uno de nuestros favoritos porque es espacioso para viajar con bebé, podrás dar paseos por los pasillos y viajar confortablemente ya sea con éste encima de ti o en su propio sillón.

Cómo organizarte con las comidas

niño comiendo al aire libre

El tema de la comida es algo que sabemos que te puede preocupar mucho. Pero te adelantamos que es más fácil de lo que parece.

Si das el pecho, la lactancia será tu mejor aliado en los viajes pues la comida estará lista y calentita en todo momento. Y en caso de dar el biberón, en la mayoría de bares y restaurantes podrán calentarlo sin problema, al igual que los potitos de frutas y verduras.

Durante los viajes, los biberones isotérmicos, los termos y mini-neveras portátiles son realmente prácticos para mantener la comida a una determinada temperatura y en buenas condiciones.

Nosotros somos de ir a lo práctico pero, si quieres preparar la comida casera de tu bebé durante el viaje, elige un alojamiento que te permita cocinar. En cualquier otro caso, asegúrate de que al menos dispongan de microondas o que en las instalaciones haya un restaurante o bar.

A medida que tu bebé vaya creciendo y comiendo de todo, no dudes en hacerle degustar junto con vosotros la comida tradicional del lugar. Te garantizo que os encantará esta parte de la experiencia.

¡Ojo!

Si vas a países donde las condiciones sanitarias no cumplen los estándares básicos, evita dar alimentos crudos o poco cocinados a tu peque. En estos destinos, te podemos adelantar que siempre habrá algunos restaurantes que inspiren más confianza que otros, por lo que elige aquellos en los que identifiques que tienen un mínimo de higiene y evita la comida de los puestos callejeros.

Planifica las visitas a realizar

Una vez hayáis seleccionado el destino, es bueno hacer una lista de las cosas que queréis visitar. Hay monumentos que se pueden hacer con cochecito sin problema. Y puede que otros no lo permitan y te obliguen a dejarlo en consigna o ni siquiera lo admitan. Dependiendo del tipo de actividad a realizar, es bueno saber si podrás utilizar el cochecito o deberás hacer porteo y organizarte a este respecto.

Importante

Siempre que puedas, compra las entradas por adelantado. Esto te evitará colas innecesarias y pesadas con tu bebé y ganaréis tiempo de visita.

Superar barreras es más fácil de lo que piensas

Viajar con tu bebé puede ser en muchos casos un reto, pero nada es imposible si quieres descubrir el mundo con él.

Tendrás, seguramente, que hacer frente a algunas situaciones como por ejemplo: bajar el carrito por las escaleras del metro porque no hay ascensor, subirlo de nuevo en peso por monumentos con muchas escaleras no adaptados para familias, cambiar a tu bebé donde pille porque no hay un cambiador cerca… Pero descubriarás que adaptarse a estos pequeños imprevistos es más fácil de lo que puedas imaginar, ¡no dejes que constituyan una barrera para seguir disfrutando con él!

Consejos para no estresarte

viaje en familia

¡Bienvenidos al slow life! A partir de ahora te tienes que mentalizar que viajar con un bebé implica un ritmo de viaje distinto, ya que la prioridad es tu pequeño y sus necesidades.

Tendrás que hacer pausas a menudo para atenderlo y, en general, el día de visita dará para algo menos.

Ojo, eso no quiere decir que no vayas a disfrutarlo, ¡todo lo contrario! Vas adorar descubrir todas y cada una de esas cosas con tu peque, pero eso sí, a un ritmo más tranquilo.

Consejo

Organízate itinerarios relajados y flexibles. Disfruta del momento y de la experiencia de estar descubriendo algo nuevo con tu nene, en vez de agobiarte porque no has tenido tiempo de visitar los 15 monumentos, 6 museos y las 4 iglesias más bonitas del lugar.

No olvides el botiquín 

Cada bebé tiene unas necesidades diferentes y te aconsejamos preparar un pequeño botiquín con sus medicamentos y otros elementos por si acaso. Procura llevarlo siempre contigo. Ahora más que nunca como papás, nos toca el ‘más vale prevenir que curar’.

Nuestros imprescindibles en el botiquín

Crema hidratante, crema anti-irritaciones, repelente de mosquitos adaptado, roll-on para aliviarle en caso de picaduras, árnica para los golpes, termómetro, supositorios con diferente finalidad, paracetamol adaptado a bebés, spray nasal, suero fisiológico, gasas esterilizadas, tiritas y desinfectante para heridas.

Sin embargo, deberéis acabar de crear vuestro botiquín según las necesidades y edad de vuestro bebé.

Contrata un buen seguro de viaje

Relacionado con el punto anterior, si vas a viajar con tu bebé tendrás que prever una mínima cobertura sanitaria internacional dependiendo del destino. En este sentido es un imperativo que te informes bien de si precisas de un seguro de viaje.

Piensa que los bebés son más susceptibles de ponerse enfermos que los adultos por lo que lo consideramos algo indispensable.

En caso de que tu bebé tenga el más mínimo problema de salud, no dudes en contactar con tu seguro. Ellos te asesorarán rápidamente sobre qué hacer y te indicarán el centro médico más cercano.

Descubre lo bueno de todo esto

viajar en familia

Viajar con tu bebé tiene increíbles beneficios para él y para toda la familia. Aprenden desde pequeños a adaptarse a nuevos entornos, climas y situaciones y tendrás menos problemas para llevarlos de un lado a otro porque estarán mucho más acostumbrados a todo.

Además, se refuerza sin ninguna duda la cohesión de toda la familia, compartiendo momentos fuera de lo habitual, afrontando situaciones imprevistas y viviendo a tope cada experiencia. Y es que, por mucho que diga la gente, cuando te lances a la aventura te darás cuenta de que con un bebe sí que se puede seguir disfrutando de los viajes.

 


Sobre los autores: Vincent, Lourdes y Avril son una familia viajera franco-española cuya principal pasión es descubrir el mundo juntos siempre que tienen oportunidad. Así, decidieron crear el blog de viajes en familia Viajandodo.com, un proyecto personal y profesional en el que comparten sus experiencias de viajes y ayudan a otras familias en lo de viajar con bebés y niños de todas las edades. Podéis seguir sus aventuras a través de su blog y de las redes        

 

 

Actualizado en junio 2021

¡Y hasta aquí nuestra noticia de hoy, esperamos que os haya servido de ayuda!

Posted on