Ropa de bebé

Los bebés crecen muy rápido, pero no por ello los vamos a dejar desnudos todo el tiempo. Para que esto no pase, antes de comprar la ropa para tu bebé, ten en cuenta tanto el peso como las medidas que tiene, ya sea antes de nacer o después de nacer. Igual que nos pasa a los adultos, es mejor basarse en las medidas de tu hijo que en los tallajes que colocan las tiendas.

Un bebé no tiene que tener más ropa que el armario de Kim Kardashian, cada 5 o 6 meses un bebé crece tan rápidamente que la ropa ya no le vendrá y tendremos que comprarles nuevos conjuntos. Te recomendamos que la ropa la compres siempre un poco más grande que la talla que necesite, así podrás aprovecharla durante más tiempo.

Para los recién nacidos, toda la ropa que tengamos tiene que ser algodón 100%, sin nada de fibras sintéticas, la piel de un bebé es muy sensible y con el algodón evitamos cualquier tipo de alergias. Se recomienda siempre lavar la ropa con jabón neutro o blanco.

¿Cuánta ropa necesita el bebé en su primer año?

Por ejemplo, la ropa para bebé de uso diario debe ser de tejido suave y que no apriete al bebé, porque se mueven mucho y será más cómoda para ellos. Como es una piel muy sensible, no compres ropa de baja calidad y que pueda hacer daño a la piel de tu bebé, lo más recomendable es el algodón. Sobre el tallaje, no compres la talla que debería llevar, si no una un poco más grande para que le pueda durar un poco más de tiempo, un bebé crece rapidísimo.



La ropa de una sola pieza será más cómoda cuando vas a vestir a tu bebé, con lo que se mueven, imagina que tienes que estar cada dos por tres abrochándole el pantalón para que no se les caiga. Fundamental que la ropa que le compres se pueda abrir por la parte de abajo, con broches o botones, así no tendrás que desnudar del todo a tu hijo para cambiarle de pañal.

Ya te habrás dado cuenta que a tu bebé no le gusta que le quiten la ropa por la cabeza, se sienten un tanto agobiados, por eso si comprar suéteres, camisetas o sudaderas, ten en cuenta que se puedan quitar desde delante, con broches o botones.

Protégelo tanto del sol como del frio, usando gorras y gorritos, pero también guantes y bufandas. En invierno cúbrele correctamente las orejas para que no las tenga heladas.

Puedes dejarlos descalzos o con zapatillas y zapatos, pero recuerda que, si lo haces, ponle unos calcetines dependiendo del tiempo que haga, para que sus piececitos no sufran.

Si buscabas ropa de bebé también te interesan

Cunas para bebés

¿Vais a ser papás? Encuentra la cuna ideal para tu bebé, de primera calidad y al mejor precio

Juegos para bebés

Favorece la estimulación temprana de tus bebés con estos juegos para bebés